FacebookTwitterInstagramYoutube

Como parte de su compromiso ciudadano, el sábado 1 de septiembre, un grupo de 20  becarios del Programa Excelencia de la Asociación Venezolano Americana de Amistad (AVAA), llevó a cabo la actividad de intervención social llamada Alégrame la Vida, una iniciativa de Bárbara Acevedo, becaria estudiante de Física en la Universidad Politécnica Experimental Libertador (UPEL), enfocada en regalarle un día diferente a los beneficiados.

 En esta primera jornada, los becarios seleccionaron a la comunidad de la Calle La Solinda, ubicada en la parroquia La Dolorita, al este de Caracas, para alegrar el día de quienes viven allí, especialmente a los niños de la comunidad.  

Con su característica camisa verde de proexcelencia, el grupo de becarios llegó a la comunidad desde muy temprano para animar a los niños y adultos a participar en las actividades deportivas y recreativas que con varias semanas de anticipación, habían preparado para todos.

Contagiados por esa energía, los becarios, junto a los miembros del consejo comunal de la zona, coordinaron el cierre de la calle principal para garantizar la seguridad  de todos los asistentes. Al cabo de unas horas, la calle lucía como una feria, con música, niños jugando por todas partes, risas, alegría y mucha  diversión  mientras se desarrollaban las actividades.

La tarde avanzaba y entre becarios pintando caritas, organizando las yincanas deportivas y liderando las competencias de baile, cada vez se sumaban más personas de la comunidad quienes se regalaron la oportunidad de disfrutar un sábado diferente con la familia y los amigos del sector.

Todas las actividades se complementaban entre sí, porque estuvieron planificadas para que todos los miembros de la comunidad pudieran disfrutarlas, especialmente los niños, quienes tuvieron gran participación y entusiasmo, pero sin duda, la que más llamó la atención de los presentes, fue el show de princesas Disney en el que las becarias junto a las jóvenes de la agencia Show JF Francis, recrearon las escenas más famosas de los cuentos de princesas.

Niños, niñas y adultos, corearon las canciones emblemáticas de La Cenicienta, Frozen, La Bella y la Bestia, Moana, La Bella Durmiente, Blancanieves y La Sirenita, mientras frente a ellos estaban sus personajes favoritos, pero esta vez, en la vida real, fuera de las pantallas del televisor.

Después de bailar, reír, compartir y reencontrarse entre amigos, la actividad terminó con unas palabras de agradecimiento a Polito García, del grupo de tambores, quienes colaboraron con la ambientación para las competencias de baile; a la agencia Show JS Francis del show de princesas y a la comunidad y sus miembros por recibir con agrado la actividad.

Los asistentes quedaron tan contentos, que solicitaron la realización de una segunda jornada, esta vez en la cancha de La Dolorita para poder albergar a varias comunidades de la parroquia en un solo lugar y extender el evento a otros sectores, dicho encuentro, ya se está planificando y los becarios organizadores esperan alegrar la vida de muchas más personas.

Esta iniciativa de alto impacto social, benefició en esta primera edición a una comunidad de aproximadamente 100 personas entre niños, jóvenes y adultos, pero pretende perfilarse como un proyecto de tipo cultural y deportivo que pueda realizarse en diferentes lugares como hospitales, ancianatos, casas hogar, entre otros, para poder seguir alegrando vidas.

Esta iniciativa de alto impacto social, benefició en esta primera edición a una comunidad de aproximadamente 100 personas entre niños, jóvenes y adultos..."

Desde de la familia AVAA, le damos la bienvenida a esta iniciativa, que trasciende el trabajo voluntario y el compromiso con el ejercicio ciudadano de nuestros becarios, pues con ella, se esparce gran alegría a una comunidad y especialmente a los más chiquitos, quienes dentro de unos años serán la generación de relevo que seguirá construyendo la Venezuela con la que soñamos.

Septiembre de 2018.

Cristhian Ortega-Prensa AVAA.

Fotografía: Carmen Aguilar/Cristhian Ortega.

Infynix