FacebookTwitterInstagramYoutube

Asociación y Amistad son el nombre y apellido de la AVAA. Son voces que nos definen y que en estos días de Navidad y fin de año cobran especial significado.

Asociación, en efecto, es unión, es compartir propósitos y visión de vida, es afirmarnos en principios y valores, es perseguir entre todos objetivos que nos enaltecen. Amistad, por su parte, es ese privilegio de la comprensión, de la generosidad, de la gratitud, de la presencia, de la sinceridad, del abrazo y del apoyo mutuo. Estos son los espacios en los que se unen becarios, voluntarios, empresas, colaboradores, trabajadores, todos los que hacen la AVAA.

Cuando cierra un año es reconfortante constatar que, pese a todas las dificultades, han sido 365 días para dar y darse oportunidad, la oportunidad de ser y crecer, y la de ser útil. La AVAA lo ha hecho a través de los diversos programas y actividades que desarrolla, entre los cuales incluye el sistema de becas para nuestros estudiantes, programas especiales de idiomas, acercamiento a las universidades y centros de saber, invitación a personalidades capaces de abrimos a nuevos temas y a la realidad de un mundo cambiante. Ha sido un proceso de seguimiento para el propósito de una formación integral, el cultivo de la excelencia, el estímulo al logro, la incorporación de valores sociales.

En la víspera del 2017 todo nos indica que Venezuela nos va a exigir mucho más, a la AVAA como asociación pero, desde luego, a cada uno, en su posición y en el nivel de sus responsabilidades. Estamos seguros de que no faltará por nosotros. Vivimos tiempos en los que es especialmente necesario construir optimismo. Sabemos, por la experiencia de cada uno, que el optimismo no se construye sino con el hacer. No viene solo ni es gratuito. Felizmente, en la AVAA tenemos el privilegio o la capacidad de descubrir motivos para el optimismo, de encontrar cada día razones para la esperanza, de saber que hay una tarea que hacer, un reto que superar, alguien a quien darle una mano, una puerta que abrir, una oportunidad que descubrir y potenciar.

Con esta confianza y desde nuestros valores de unión y amistad, es muy grato desear a todos una Feliz Navidad y un año 2017 de logros y de alegrías. Y como el paso que sigue al deseo es el compromiso, hago votos porque volvamos a unirnos en la voluntad de seguir construyendo amistad y esperanza.

 

Gustavo Roosen

Infynix